martes, noviembre 10, 2009

Aeropuerto

En el control de pasajeros me obligaron a vaciarme los bolsillos. No les importó que llevase una varita de madera, un ramo de flores, un par de barajas de cartas o docenas de pañuelos de colores. Eso sí, me requisaron la chistera: no está permitido llevar animales a bordo.

3 comentarios:

Totó dijo...

¡¡Me ha encantado!! ¡¡Que breve y que divino!!

esgrasiao dijo...

pos anda que si charlot levantara la cabeza no subiria a un avion nunca

ЯΛFΛ dijo...

Que bonito!
¿Y que habría dentro de la chistera: palomas o conejitos?.